Mostrar

Maison Loucheur


Arquitectos:
Le Corbusier y Pierre Jeanneret

Lugar:
Francia

Año:
1929

Estado:
Proyecto

Atributos:

Tipologías:
:
Etiquetas:
:

1920-35. Prefabricación y producción en serie

Entre 1920 y 1935 hubo variadas propuestas residenciales que exploraron la prefabricación de las viviendas. De todas ellas podemos destacar las siguientes:

ANTECEDENTES

Henry Ford comenzó a producir automóviles de forma industrial en 1908. Cuatro años más tarde incorporó una cadena de montaje en el proceso de fabricación del modelo Ford T. El éxito fue tan aplastante que, en 1921, la mitad de los automóviles fabricados en el mundo eran Ford T.

En 1919 se funda la Bauhaus, en Weimar, con Walter Gropius como director. La escuela incorporó y asumió algunos de los propósitos del Werkbund alemán, sobre todo los referentes a que “la máquina”, combinada con las técnicas de la producción en masa, debía emplearse para desarrollar los artículos de la sociedad industrial como el mobiliario, objetos utilitarios, materiales para revestir paredes, tejidos, joyas... 

Un año después, en 1920, Buster Keaton (1891-1966) rueda, con tan solo 29 años, One week, la primera película en la que participa tanto en el guion como en la dirección. En ella una pareja de recién casados recibe, como regalo de boda, una parcela y una casa prefabricada. La casa les llega en una caja de madera, con un manual de instrucciones. Esta película fue precursora de tres conceptos arquitectónicos: la casa prefabricada, la casa remolcada y la casa giratoria.

En 1923, en EEUU, Frank Lloyd Wright planteó también una vivienda prefabricada y móvil. Era una Casa flotante para dos personas que Wright dibujó para una colonia de verano en Esmerald Bay, Lake Tahoe, California.

En 1923 Le Corbusier publica Vers une Architecture, donde afirma que “la casa es una máquina para habitar” e incita a crear el estado de ánimo necesario para la producción de viviendas en serie.

Ese mismo año se publica en alemán My life and work, el libro de Henry Ford, en cuyo prologo Ford afirma que la intención de su libro era “demostrar con claridad que las ideas que nosotros hemos empleado se pueden aplicar en todos los campos”.

En Alemania se publicaron trece ediciones en un solo año y Mies van der Rohe, sin duda influido por él, escribe, en 1924, en su artículo “Construcción Industrial”: “Creo que la industrialización de la construcción es el problema central de nuestro tiempo. Si conseguimos llevar adelante esta industrialización las cuestiones sociales, económicas, técnicas y también artísticas se resolverán automáticamente”.

La Bauhaus se contagia también de este espíritu de fabricación en serie. En 1923 su director, Walter Gropius, adopta un enfoque “constructivista” y, a partir de entonces, en la escuela se suceden numerosos proyectos de casas prefabricadas diseñadas para ser producidas industrialmente.

Entre 1927 y 1932 Le Corbusier desarrolló varios proyectos que exploraban la versatilidad de una vivienda.

En 1927 Mies van der Rohe le invita a participar en la Weissenhofsiedlung de Stuttgart, reservándole un lugar preferente en la colonia. Le Corbusier dispuso de dos solares con amplias vistas sobre la ciudad en los que construyó dos versiones de su esquema Citrohan de 1921 (juego de palabras con Citroën: una casa como un coche). Una de ellas era una casa individual, y la otra era doble, con dos unidades adosadas lateralmente. “Los interiores de ambas casas se abrían para convertirse en espacios diáfanos de uso diurno que podían dividirse de noche con tabiques”.

Las viviendas del bloque diseñado por Mies para la Weissenhofsiedlung tenían como únicos elementos fijos las cocinas y los baños, quedando indeterminado el uso del resto de los espacios. 


1929. Le Corbusier: Casas Loucheur

Sin duda bajo la influencia de estas viviendas de Mies, Le Corbusier proyectó al año siguiente, unas casas de bajo coste, conocidas como Maison Loucheur, destinadas a un plan del gobierno orientado a edificar en 5 años 200.000 viviendas en venta y 60.000 en alquiler.

1929. Le Corbusier y Pierre Jeanneret: Maison Loucheur. Planta

Las casas Loucheur eran muy compactas y recordaban a los camarotes de un barco. Su interior incorporaba tabiques deslizantes y camas plegables, de modo que la casa adaptaba su configuración a los usos diurnos y nocturnos.

La vivienda tenía 46 m², pero el uso de los elementos versátiles que permitían un mejor uso del espacio en cada momento del día hacía que, según Le Corbusier, el espacio interior fuese similar al de una casa de 71 m².

Las viviendas están diseñadas para una familia de hasta 4 hijos. Durante el día las camas se pliegan y desaparecen dentro de un armario, surgiendo una mesa de estudio. La cocina se puede cerrar mediante puertas deslizantes.

1929. Le Corbusier y Pierre Jeanneret: Maison Loucheur. Perspectiva interior

Prefabricación y producción en serie

Las casas Loucheur estaban concebidas para ser producidas en fabrica y transportadas en camión con todos sus componentes junto a una cuadrilla de montaje. La casa giraba alrededor de un núcleo de instalaciones a modo de cápsula. Fue la primera aparición de este elemento, más adelante tan extendido.

La prefabricación de la vivienda no era completa. Entre cada dos unidades existía un grueso muro que debía ser previamente construido por algún albañil local, con los materiales del lugar.

1929. Le Corbusier y Pierre Jeanneret: Maison Loucheur. Planta

Posteriores proyectos de Le Corbusier alrededor de la versatilidad

En los años siguientes Le Corbusier continuó trabajando sobre elementos móviles que permitieran variar el espacio de la arquitectura:

Entre 1929 y 1931 proyecta y construye el ático de Beistegui en los Campos Elíseos de París, con numerosos dispositivos móviles como un proyector de películas que se ocultaba en el techo, una pantalla móvil a base de poleas o una escalera de caracol que se enrollaba en torno a una columna roscada de cristal. En la terraza unos setos se movían en vertical, impulsados por motores eléctricos.

Todos estos experimentos de Le Corbusier sobre la versatilidad de la vivienda desembocaron en 1931, en la Ville Radieuse, su nueva idea de ciudad. “La unidad de la Ville Radieuse era un piso flexible, de una sola planta y de extensión variable (…) Cada vivienda era susceptible de sufrir ciertas transformaciones, para usarla de manera diferente de noche y de día...”

1931. Le Corbusier y Pierre Jeanneret: Ville Radieuse. Planta de una vivienda de cinco dormitorios