Mostrar

Inmuebles-Villa


Arquitectos:
Le Corbusier

Lugar:
París

Año:
1922

Estado:
Proyecto

Atributos:

Tipologías:
:
Etiquetas:
:

En 1922, Le Corbusier presentó, dentro de su "Ciudad para tres millones de habitantes", sus Maisonettes o Inmuebles-Villa.

Estas viviendas suponían una adaptación de su casa Citrohan a una construcción en altura. Contaban con numerosos servicios comunitarios entre los que se encontraba un gimnasio, diversas salas de deportes y una gran cocina que suministraba la comida a los apartamentos. En la cubierta se ubicaba una gran sala comunitaria y una pista de 300 yardas. Esta propuesta, a mitad de camino entre los pisos burgueses y la vivienda colectiva socialista, tuvo una gran influencia en los constructivistas rusos y sus viviendas comunales. 

Le Corbusier describía este proyecto del siguiente modo:
“Las conquistas modernas, aplicadas a una empresa tan importante, sustituyen la labor humana por la máquina y por la buena organización: agua caliente constante, calefacción central, frigoríficos, aspiradoras, agua pura, etc (…) Los criados ya no necesitan estar atados a la casa; vienen aquí como lo harían a una fábrica y realizan sus ocho horas (…) La comida proviene de una gran cocina (…) Cada maisonette dispone de su propio gimnasio y de su sala de deportes, pero en la cubierta existe una sala comunitaria para deportes y una pista de 300 yardas (…) Mediante el sistema de alquiler-compra ya no es necesario el viejo sistema de propiedad”.[1]

[1] Charles Jenks: Movimientos modernos en arquitectura. Blume, 1973, p.35.

Cada "Inmueble-Villa" ocupaba un rectángulo de 150x55 metros. Las casas o "villas" se disponían en cinco piezas superpuestas. Cada una tenía 15 metros de profundidad, 12 de fachada y 5.2 metros de altura, dando cabida a dos plantas.
La primera incluía corredores, cocina, cuarto de servicio, comedor, salón, terraza y un vacío en vertical. La segunda, en forma de L, albergaba los dormitorios y baños, dejando espacios de doble altura sobre la terraza y el salón.
La superficie de cada villa era de 168 m² de vivienda y 48 m² de terraza.

En 1925, la revista L’Esprit Nouveau decidió participar en la Exposición de Artes Decorativas de París construyendo un pabellón que reproducía una de estas villas.

Le Corbusier presentó una nueva versión más amplia de su inmeuble villa. La manzana creció a 400x200 metros y las viviendas se disponían ahora orientadas al interior, con una superficie de 275 m² y 57 de terraza.

El pabellón de L’Esprit Nouveau fue demolido tras la exposición.

En 1977 el edificio fue reproducido en Bolonia como sede de Oikos, una organización dedicada al estudio de la vivienda.