Mostrar

Apartamentos Nirvana


Arquitectos:
Johannes Duiker y Jan Gerko Wiebenga

Lugar:
La Haya, Holanda

Año:
1927

Estado:
Construido

Atributos:

Tipologías:
:
Etiquetas:
:

El edificio de apartamentos Nirvana en La Haya, obra de Johannes Duiker y Jan Gerko Wiebenga, está considerado como el primer edificio de apartamentos de los Países Bajos. Jan Duiker era un activo arquitecto de la Nueva Objetividad holandesa interesado en utilizar las nuevas tecnologías para mejorar el confort y la higiene de las viviendas, mientras que Wiebenga estaba especializado en un nuevo sistema constructivo: el hormigón armado.

Los apartamentos Nirvana fueron concebidos como un estudio sobre la vivienda moderna, en una línea completamente opuesta a los nuevos planteamientos sobre vivienda mínima que se llevaban a cabo en esos años en Frankfurt o Berlín. El proyecto inicial consistía en 5 bloques de planta cuadrada y 7 pisos de altura, colocados al tresbolillo, unidos por las esquinas mediante balcones continuos. Cada bloque, de 25 x 22 metros, se desarrollaba alrededor de un círculo central de ascensores y escaleras e incluía 4 viviendas de 105 m² por planta.

Proyecto inicial. Plano de situación y perspectiva

Al igual que en el sanatorio Zonnestraal, construido en esos años por ambos arquitectos junto a Bernard Bijvoet, la estructura se muestra vista y las fachadas se conciben muy acristaladas y con planos irregulares, mostrando una clara influencia del Constructivismo ruso.

El plan inicial consistía en cinco edificios transparentes de apartamentos de 60 metros de altura, de los que solo se construyó uno de los bloques, que aún se conserva.

Frente a otros planes de la época, como la Ville Radieuse de Le Corbusier y la Ville de Tours de Auguste Perret, este proyecto buscaba materializarse en un entorno existente y para el sistema social actual. Tras dibujar los planos iniciales, los arquitectos encontraron en La Haya un lugar apropiado para construirlo, pero la Normativa holandesa no permitía levantar edificios en altura, por lo que los edificios se redujeron a 25 metros de altura.

Cada planta se dividía en cuatro apartamentos en esquina de 105 m² que incluían dos dormitorios, dos baños y un cuarto de servicio. La estructura era un esqueleto de hormigón con voladizos en su perímetro. La tabiquería se desligaba de la estructura y estaba concebida como un conjunto de particiones ligeras y móviles, susceptibles de modificar su ubicación. Esta apertura a una futura transformación convierte a este proyecto en adaptable.

La organización social de estos apartamentos incluía amplios servicios comunes como, por ejemplo, una cocina centralizada que servía a cada vivienda por medio de un montacargas, un jardín de infancia, una lavandería, una biblioteca y una escuela al aire libre en la terraza. Por eso lo consideramos un proyecto sociable.

Fotografías: www.urbipedia.org